//
Presentación

http://1.gravatar.com/avatar/da5670c6a8a1c7d044cc6e71c304c04d?size=420Me han dicho que persigo causas perdidas, que nado contra la corriente, que me embarco en proyectos de difícil concreción… es como si persiguiese un imposible permanente. Pero yo lo veo de otra forma. Pensar algo nunca hecho implica tener desafíos, metas para superarse y aprender siempre algo nuevo.

Mis amigos se desconciertan cuando intento barajar de otra forma, mi viejo -neuropsiquiatra él- me alienta a apuntar lo más alto posible sin que me importe la inminencia del potencial fracaso; mi madre cree que tengo una facinación natural por complicar mi vida y la de los demás; en cambio mi analista ya me advirtió que me arriesgo al boicot permanente por nadar contra la corriente sin garantías de éxito (y generalmente no lo hay).

No es que emprenda grandes imposibles, pero… uno siempre compite contra si mismo. Por eso, intento reunir en este blog -cuando me queda algo de tiempo para escribirlo- mis intentos de causas perdidas… y otras no tanto.

¿Cuál es la tuya?

Anuncios

Los comentarios están cerrados.